Contacto Eventos Autor Cursos Terapias

Reiki

El Reiki es una técnica de canalización energética natural, que utiliza la llamada "Energía Universal". Esta técnica está orientada a la armonización de la persona, colaborando en la eliminación de desequilibrios físicos y mentales.

La energía Reiki se adentra en el organismo a través de los siete chakras principales, localizados desde la base de la columna hasta la parte superior de la cabeza, que la distribuyen por todo el organismo (a través de los Nadis), reequilibrando la persona y su Aura.

El Reiki se basa en el correcto fluir de la energía vital a través de los siete chakras principales de nuestro cuerpo, esa armonía asegura un estado óptimo de salud; según esta teoría un mal funcionamiento o bloqueo de la energía en uno o varios chakras, sería el que podría provocar un trastorno o desequilibrio en la persona. La práctica del Reiki se fundamenta en un canal (terapeuta Reiki), que a través de sus manos, transmitiría la energía universal a un receptor (cliente), con el fin de mitigar, paliar o eliminar molestias, bloqueos, desequilibrios o “desarmonías”.

En una sesión de Reiki la cantidad de energía recibida la determina la propia persona, el terapeuta se limita a canalizar la energía, mediante sus manos, haciendo de puente con el Cosmos, que la brinda de forma ilimitada. Es una terapia excelente para trabajar sobre bloqueos en distintos planos (físico, emocional, intelectual y espiritual).

Aún siendo sus orígenes inciertos, todo el mundo coincide que el japonés Mikao Usui fue quien redescubrió esta técnica de sanación milenaria, durante un retiro espiritual en el monte Kurama de Kyoto, hacia 1922.

KI es la energía de la naturaleza, aplicable sin efectos secundarios, práctica, segura, eficiente y compatible con cualquier otro tipo de terapia. El Reiki puede ser aplicado eficazmente en contacto directo o a distancia.

© Manel Moreno y equipo.
Todos los derechos reservados. Prohibida la copia de este artículo.

>> Concertar Visita