Materiales y procedimientos de trabajo

El objetivo de este apartado es informar, desde la transparencia y pulcritud profesional, a todas las personas usuarias de los servicios de Manel Moreno.

Esta sección trata sobre los materiales, productos, herramientas y protocolos usados en las diferentes técnicas terapéuticas.

Aceite de masaje

Para los masajes se usa aceite vegetal 100%, libre de compuestos químicos o sintéticos. El aceite de masaje está elaborado artesanalmente por Cosmètics Giura. Es un aceite formulado especialmente para dolores musculares y articulares, a la vez que protege la piel.

En su fórmula se emplea Árnica muy apreciada por sus efectos sobre la circulación sanguínea y las lesiones musculares; Caléndula excelente para enfermedades de la piel; Alcanfor usado para dolores musculares y óseos; aceite esencial de Eucaliptus con excelentes propiedades para el sistema respiratorio, con efecto antiséptico y sobre las inflamaciones, reumatismo, artritis y dolores musculares; Hipérico excelente como cicatrizante de heridas; y aceites de Girasol, Oliva y Almendras, que completan la fórmula aportando una suavidad sin igual para el masaje.

Esta fórmula está especialmente ideada para que los efectos del masaje sean mejores y más duraderos, ampliando así los efectos del propio aceite con propiedades balsámicas, vasodilatadoras, estimulantes, protectoras de la piel, antisépticas entre muchas más.

Vendaje Neuromuscular

En el terreno del Vendaje Neuromuscular o Kinesiotape, se usan vendas de la marca TEMPTEX, marca de reconocido prestigio. Éste es esparadrapo elástico que se pega directamente a la piel, esta marca nos orece una elasticidad que puede llegar hasta el 140 % o 150 % según algunos expertos. La composición del vendaje es algodón 100 % y cyanoacrylato de uso médico como adhesivo, está totalmente libre de látex.

Una vez colocado sobre la piel (previamente limpiada), soporta sin problemas los rigores a los que se le somete, tales como sudor, duchas, baño, caídas etc.

Vendaje Funcional

Se trata de vendaje inelástico adhesivo, tipo esparadrapo, compuesto por algodón 100 % y adhesivo hipoalérgico para evitar los problemas de irritación en la piel por su uso.

Antes del vendaje funcional o Tape, se usa un prevendaje de espuma, llamado pretape. Éste hace las veces de barrera entre la piel y en vendaje funcional, con el fin de protegerla, evitar roces, proteger la circulación y cubrir los relieves óseos. Así mismo facilita la adherencia del vendaje y su correcta colocación.

Agujas de Acupuntura

Todas las agujas empleadas para las técnicas acupunturales están fabricadas con acero quirúrgico, son estériles, de un solo uso, homologadas y certificadas CE.

En todas las técnicas acupunturales, Manel Moreno usa agujas estériles y nuevas, nunca se reutilizan ni almacenan usadas, cumpliendo así la legalidad vigente. Una vez utilizadas se desechan a un contenedor especial homologado para su posterior destrucción, garantizando así la seguridad de las personas.

Las agujas vienen envasadas individualmente, hecho que garantiza la higiene, que sean estériles y evita que pierdan el afilado de la punta. Para facilitar la puntura tienen un afilado especial, llevan 2 baños de aceite de uso cosmético y 2 procesos de pulido, de esta forma la punción es prácticamente indolora, evitando el uso de siliconas u otros agentes sintéticos para la punción; al no llevar estos productos se elimina el riesgo de reacciones adversas a la silicona.

Desde el año 2015 la marca Agu-Punt cuenta con fábricas propias en Europa, garantizando así la calidad del acero y la homologación CE, todas las agujas son revisadas por un técnico garantizando que cumplen la normativa de los productos sanitario.

Chinchetas

Las chinchetas son un tipo de aguja de presión con forma circular similar a una chincheta corriente, estas se usan en técnicas como la Auriculoterapia o Auriculopuntura.

El material con el que están fabricadas es el mismo que el de las agujas de acupuntura, acero quirúrgico, con doble pulido y doble baño de aceite cosmético, estériles, de un solo uso y homologadas CE. Se envasan individualmente con protectores para garantizar el perfecto estado de su punta.

Llevan un esparadrapo color piel exterior para que se disimulen y un esparadrapo hipoalergénico en el interior para su perfecta adherencia a la piel, evitando reacciones adversas de los adhesivos sobre la piel de la persona. La chincheta queda sujeta entre los 2 esparadrapos, manteniéndolas en su sitio y facilitando su retirada.

Desde el año 2015 la marca Agu-Punt cuenta con fábricas propias en Europa, garantizando así la calidad del acero y la homologación CE, todas las agujas son revisadas por un técnico garantizando que cumplen la normativa de los productos sanitario.

Moxa

La moxa es una parte esencial en la acupuntura, es la técnica que aporta el calor al cuerpo o como reza la MTC “Tonifica el Yang”. Por ello que no se puede concebir la Acupuntura sin el uso de la moxibustión.

Como bien se habla en el apartado sobre la Moxibustión, la moxa es un rollo de hojas secas de artemisa en forma de puro, que se usa para aplicar calor al cuerpo.

Recientemente han aparecido en el mercado moxas sin humo, éstas son rollos de Artemisa compactada y prequemada, dando lugar a un puro de carbón, de esta forma se consigue el mismo efecto de calor sobre el cuerpo y casi sin humo. Para la técnica de aguja caliente, calentar grandes áreas del cuerpo, moxa hueca ..., existen también moxas sin humo con distintas formas.

Las moxas sin humo son un gran avance, pues permite aplicar dicha técnica sin el inconveniente del humo que desprende la moxa tradicional, el exceso de humo puede causar molestias a personas sensibles al humo, personas resfriadas, etc ...

Lampara Biotérmica TDP

Se trata de una lámpara que irradia calor, no emite luz alguna. Ésta tiene un disco metálico cubierto con varios minerales esenciales para el cuerpo humano, se calienta mediante una resistencia eléctrica, que al calentarse emite ondas electromagnéticas (calor) con una longitud de onda de 2-5 micrones de longitud y 28-35 mw/cm2 de intensidad, que coincide con la longitud de onda y la intensidad de las ondas de calor que emite el cuerpo humano.

Para la acupuntura, el calor y la energía que emiten la lámpara Biotérmica TDP son de gran beneficio, pues se pone en resonancia con el organismo, aportando no solo calor y minerales, sino distribuyendo estas energías por todo el cuerpo gracias a la ayuda de los jing-luo (canales de acupuntura o meridianos). Todo ello sin olvidar el efecto positivo del calor irradiado sobre las zonas del cuerpo frías o faltas de calor.

Esta lámpara es totalmente segura, cuenta con una rejilla de seguridad para evitar que entre en contacto con la piel y con un temporizador que impide la sobreexposición del calor sobre la piel.

Ventosa

Por lo general suelen usarse dos tipos de ventosas, las de cristal y las de plástico (policarbonato).

Las ventosas de cristal: fabricadas con cristal templado y tienen las paredes gruesas, siendo más resistentes a la rotura, soportan mejor el calor y logran un mejor agarre, y por ello mayor poder terapéutico. Las ventosas de cristal se pueden desinfectar y esterilizar mediante calor o productos químicos, garantizando la seguridad total de la técnica.

Las ventosas de plástico: fabricadas con policarbonato, disponen de una válvula especial que sella el vacío, tras retirar el aire mediante una bomba de succión. Estas se pueden desinfectar mediante productos químicos y son seguras, resisten muy bien el uso.

Por lo general las ventosas de cristal se usan en técnicas como: ventosa caliente, ventosa móvil; las ventosas de plástico se usan para concentrar Qi y Xué en un punto.

La técnica de ventosas es muy efectiva y segura, tan solo deja un círculo amoratado del diámetro de la boca de la ventosa usada.

Agujas usadas

Las agujas que se han usado en acupuntura y auriculopuntura, en ningún caso se reutilizan ni almacenan, pues se consideran residuos sanitarios de acuerdo a la legislación vigente; estos deben ser clasificados y procesados según unos protocolos establecidos.

Las agujas ya usadas se desechan en contenedores específicos para tal uso, homologados y etiquetados, que permiten depositar agujas ya usadas, sin que estas puedan recuperarse, estos residuos se consideran biopeligrosos de nivel III y como tal deben tratarse.

Una vez los contenedores están llenos, una empresa homologada y autorizada por el Departament de Salut, se encarga de la recogida y traslado a un centro específico de procesamiento, donde se esteriliza el contenedor y su contenido con vapor a más de 135ºC, y después se destruye todo mediante trituración y compactación. De esta forma los residuos son seguros y se pueden reciclar como material metálico (agujas) y plástico (contenedor).

>> Concertar cita

Volver Arriba