Contacto Eventos Autor Cursos Terapias

Moxibustión

La moxibustión es una terapia de la medicina oriental que utiliza la raíz prensada de la artemisa a la que se le da forma de cigarro puro denominado Moxa. Juega un importante rol en los sistemas de medicina de China, Japón, Corea, Vietnam, Tíbet, Mongolia. Los proveedores usualmente envejecen la artemisa y la muelen hasta convertirla en polvo; y los acupuntores la queman según las necesidades que tenga el usuario. Se puede usar indirectamente quemándola sobre las agujas de acupuntura, y otras veces cerca de la piel del usuario.

Los acupuntores usan moxa para calentar regiones y puntos de acupuntura con la intención de estimular el sistema circulatorio a través de puntos e induciendo un flujo mejorado de Sangre (Xue) y Energía (Qi). La Medicina China asegura que la moxibustión actúa contra el resfriado y malestar general.

La Moxibustión se usa para introducir calor en los meridianos de acupuntura, estimular puntos de acupuntura, combatir el frío o la humedad interna, para restablecer el equilibrio interno Yin-Yang o para aportar calor al organismo o alguna zona que precise de la misma.

La Moxibustión es muy usada en casos de artrosis, trastornos articulares, trastornos derivados del frío o la humedad, rigidez lumbar, estimular el Yang interno del cuerpo, reconforta después de un gran esfuerzo, aportar calor al organismo, regula el sistema digestivo, eficaz en mareos y nauseas, trastornos en la menstruación, regula el sistema reproductor femenino, cansancio permanente, frío endógeno, casos de resfriados, gripe, lumbalgia, hombro congelado, …

En contra de lo que muchas personas creen, el uso de Moxa sobre el cuerpo no es desagradable ni produce sensación de abrasamiento. La Moxa no quema como lo haría un trozo de madera o carbón. La forma de quemar de la Moxa es lenta, suave y sin llama, produciendo un calor suave y muy agradable.

Este calor penetra en el cuerpo lentamente dando una sensación agradable y de bienestar en general y reconfortante y reparadora a las personas con frío o zonas del cuerpo con deficiencia de circulación.

Los acupuntores usan la moxa de varias maneras distintas se puede usar sobre la piel en forma de cono, en forma de puro o rollo de moxa sobre el punto a tratar, sobre la zona a tratar usando una caja especial para esta técnica o también poniendo un trozo de puro sobre la aguja de acupuntura para que esta introduzca el calor reparador en el organismo.

Al estimular los puntos acupunturales por Moxibustión, los impulsos provocados por las terminaciones nerviosas de la piel causan la dilatación de los capilares incrementando la circulación sanguínea en todo el cuerpo en general y especialmente sobre las aéreas asociadas al punto que tratamos.

También actúa sobre los meridianos de acupuntura que describe la Medicina Tradicional China, según la cual los desequilibrios del ser humano se deben a trastornos producidos por factores patógenos externos o energías perversas (Xie Qi), por las emociones (7 pasiones o emociones), o por desequilibrio entre las fuerzas Yin-Yang del cuerpo, lo que entendemos por exceso de frío o deficiencia de calor.

El 16 de noviembre de 2010, la Unesco declaró la Acupuntura China y la Moxibustión como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad.

© Manel Moreno y equipo.
Todos los derechos reservados. Prohibida la copia de este artículo.

>> Concertar Visita